Eres mi visita número

sábado, 31 de diciembre de 2011

"Resumen" 2011.

Paso de comentar lo mierda que ha sido el año, escribir todas las desilusiones que he recibido, y contar mis penas más detalladas de lo que ya las suelo contar aquí.
Me gustaría poder escribir todo bonito y maravilloso, como si hubiera vivido un cuento de hadas, pero la verdad es que no debo mentir. Ha habido momentos buenos, malos y regulares. Hay más malos y regulares que buenos pero eso ya es como una especie de tradición.
Diría algo bueno, algo malo y algo regular de cada mes, pero para seros sincera no los recuerdo todos.
Escribiré las cosas que me han pasado sin seguir un orden en especial, las escribiré a medida que me vaya acordando de ellas.
Desgraciadamente este año he perdido alguna que otra persona importante en mi vida, así como se han cumplido dos años desde que James Owen Sullivan, The Rev para todo el mundo, nos dejó y se fue a un lugar mejor, si es que existe tal lugar. También se murió mi querido Mark, a quien recordaré por siempre, y a quien querré hasta la eternidad. Espero que allá donde estés seas más feliz de lo que has sido en vida y que te acuerdes de mí como yo me acuerdo de ti. Hubo una pérdida de alguien que no conocía mucho, por no decir apenas, pero que ha sido una mala noticia de todos modos, y esas era Vale, con la que solo hablé una vez en la GDH, o al menos una que yo recuerde...
El verano no fue tan mal después de todo, a pesar de que no pude ir a ver a Avenged Sevenfold en concierto en Madrid, ni tampoco pude ir con mis padres a Londres por culpa de los altercados que hubo en parte de la ciudad la semana antes de que me fuese, pero al menos pude ir a Madrid a visitar a Mara y pude montarme en el metro en el que me hicieron una super-mega genial entrevista en inglés. Fui a Asturias con mis amigas de vacaciones a visitar a otra amiga a Gijón. Me invitar al Drumming Festival en La Rioja, donde descubrí al genialoso Adler de Lamb of God. Vamos, que casi ni he pisado mi casa este verano.
También en verano se acabó mi infancia, ya que no van a salir más películas de Harry Potter, ni libros tampoco, simplemente porque ya no hay más. Siempre me quedará Pottermore, para ser sincera. También me quedarán los libros y películas que tengo en casa para revivir de nuevo todo ese mundo fantástico del mago más famoso de todos los tiempos, sin contar con Merlín y Gandalf.
Acabé Bachillerato, aunque me costó lo mío, aprobé la prueba de la Universidad para mi gran sorpresa, y me cogieron en tres sitios para hacer fotografía. Al final me quedé con la Escuela de Arte de Pamplona. Allí he conocido a varias personas geniales y he hecho nuevos amigos, por así decirlo. Aunque solo les conozco desde hace un mes y medio. No sé si ya les puedo llamar amigos.
Este año ha sido uno de los más marchosos de todos, porque he cogido una especie de adicción mala a salir por la noche hasta las tantas de la mañana. Más de una noche me ha amanecido. Una de esas noches desayunamos sin haber dormido nada. El día de mi cumpleaños, también ha sido el año en el que cumplí la mayoría de edad, volvimos en el primer autobús de la mañana. Y un día en verano que nos fuimos a un pueblo cerca de la ciudad ayudamos a un chico que estaba tirado en la calle, solo y más borracho que una cuba (vaya nochecita aquella... Y lo que me pude reír).
Hace tres días fui a Madrid de nuevo a ver a otra amiga, esta vez tocó a Leyre. Fui en autobús, yo sola, todo un logro. Nos encontramos en el metro donde vi a dos personas de mi anterior instituto en la puerta del metro (impresionante). Dimos varias vueltas por la ciudad, me enseñó varios sitios que no había visto en mi vida o que no recordaba, comimos en un sitio llamado Rodilla, dimos más vueltas, comí Yorgurtlado (yogur, nueces, fruta, nueces, yogur y chocolate), y volvimos al metro y del metro al autobús. El viaje de vuelta fue más largo que el de ida, no sé si mi dolor de piernas tuvo algo que ver en ello, y llegué a las doce y cuarto a Logroño.
Y a ver cómo va la última noche del año 2011 y la primera del 2012.
Esperemos que el año que viene no se acabe el mundo, porque aún debo hacer un montón de cosas y además debo morir en un concierto de Metallica, por el 2017. Lo último es broma.
Feliz fin de año y año nuevo.

P.D. Espero que vuestro 2011 haya sido de lejos mucho mejor que el mío.

lunes, 21 de noviembre de 2011

...

Soñando que me hablaba y me agarraba a sus cuerdas vocales. Suena a ruina y a coñac, suena a ganas de llorar. Solo quiero que me quieran, como tú como todo el mundo. A la altura del perejil se han quedado todos mis sueños. Si encarta soledad, pues soledad para el saco. Si eres piedra, seré pedregoso camino. Y de su mano llegas tú, con tu pelo como el betún, como un piropo bien tirado...

martes, 15 de noviembre de 2011

Venas con humo y palabras...

La vamos a tener si no puedo dar trotes,
si quieres meter alpiste en mis barrotes,
y no hay ni dios ni fe que me discuta
que me vuelvo muy hijoputa si me da...
Prefiero tener vacío el comedero,
ya le tiraré bocaos al mundo entero,
luego miraré donde lo escupo.
Se revuelve y yo me ocupo de mirar...
Si no hay pa comer me subiré al manzano,
para verlas venir en un carromato
de cosas por hacer, de ciegos dando palos,
que la vida es muy puta y yo me he vuelto muy malo,
si encarta soledad, pues soledad pal saco,
lo mismo me dará dar como ser dado,
que no pienso dejar de pa los gusanos,
la luna me maúlla para que yo menee el rabo.
A la altura del perejil se han quedado todos mis sueños,
me hago un vestido con tó lo que he perdido,
y ya tiene sentido sonreír,
lleva volantes pa mentir, para ondularme como el trigo,
y así decir que desde que te has ido
la bailo igual contigo que sin ti.
Si intentas comprender mis noches de desvelo,
me quieres comprar con puñaos de caramelos,
manojos de perder, con jugo de los charcos,
machaca el almirez, me tienes en tus manos,
y ojalá te vaya bien, y para pasar el rato,
tú siembra para tí, y más cuando me callo.
Me callo lo que hay, lo que hay es lo que toca,
y pa tocar el corazón es mejor no abrir la boca.
A la altura del perejil se han quedado todos mis sueños,
me hago un vestido con tó lo que he perdido,
y ya tiene sentido sonreír,
lleva volantes pa mentir, para ondularme como el trigo,
y así decir, que desde que te has ido
aún nadie me ha vencido.
Hoy quiero poner mi reino de despojos en estos lugares,
donde la primera vez pusimos al alba a hacer malabares,
y no he de volver a ver el sudor empañando portales,
me sale tan mal cuando miro hacia atrás.
Me abriré las venas, me saldrán palabras,
guárdate el cencerro, pónselo a otra cabra,
que a mi ya no me cabe, que llevo colgando
demasiadas llaves, todos los quebrantos.
A la altura del perejil se han quedado todos mis sueños,
me hago un vestido con tó lo que he perdido,
y ya tiene sentido sonreír,
lleva volantes pa mentir, para ondularme como el trigo,
y así decir, que desde que te has ido...
No me pienso quedar, ni un momento ni un rato,
para planear quien pagará los platos
de mi desespere mi sofoco
sé de quién se ha vuelto loco de esperar.
La vamos a tener...

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Promise you I'll never feel afraid.

Y pensar que nuestra última conversación fue acerca de que odias la voz del cantante de Turisas... Escuchando la canción Fiction... ¿Recuerdas que nos íbamos a hacer un tatuaje con esa palabra? ¿Ambos en un omóplato distinto? Discutimos porque tú no querías seguir viviendo sin la novia que te acababa de engañar, y yo no quería que pretendieses acabar con tu vida; pero tu vida sí que pretendía acabar contigo, de todos modos. No hay fotos, te lo prometí, nadie, nunca iba a conocer una foto tuya, aunque eso suene demasiado extraño para las personas que no te conocen.
Escuchar una de las canciones que escuchábamos juntos ya no va a ser lo mismo, escuchar las canciones del último disco de AvengedSevenfold serán el doble de tristes... Y más Victim. Extrañaré nuestras extrañas peleas por todo, tu Freaky Band, tus pocas pero cansinas bromas acerca del Pocahontas (quien descubriste su verdadero nombre), cualquiera de tus chorradas. Las tardes pasadas contigo al teléfono, las noches también, nuestras conversaciones en inglés, tú haciendo de Brian, aquella extraña relación de menos de un mes en la que no podíamos "separarnos". Pero sobre todo tus ojos color miel que más de una vez me han descubierto en mis momentos más raros, siempre sabías cual era mi estado de ánimo con solo mirarme a los ojos o escuchar el tono de mi voz.
Seguiré esperando al lunes, a tu llamada de los lunes para sacarme de quicio sobre cualquier cosa que se te ocurriera.
¿Sabes lo que más extrañaré aún? Tus celos hacia cualquier chico más o menos decente que yo decía que amaba con locura, tu risa cuando yo me enfadaba contigo por cualquier cosa... Nuestros paseos por la playa de Huntington Beach imaginarios... Todas las paridas que nos inventábamos, a las que jugábamos...
Me jode que no podamos cumplir algunas de las cosas que íbamos a hacer juntos... Perdernos por Londres (eso sí que iba a ser toda una aventura), conocer a todos los grupos que amábamos, pedirles autógrafos a los actores de Harry Potter... Nuestro sueño de ir a Australia juntos, recorrer los lugares que no llegaste a ver de pequeño... Cómo amigos, no se me olvida...
De verdad que te voy a extrañar Mark, ya lo estoy haciendo y eso que me prometí que nunca iba a extrañar a nadie por mucho que le amase... Sí, te amaba, esto solo podía ser eso, amor... Y siento haberme dado cuenta demasiado tarde, siento no habértelo dicho cuando tuve la oportunidad para hacerlo. Ojalá pudiera hacer que el tiempo fuera hacia atrás, a nuestra conversación del domingo, nuestra última conversación, para decirte todo lo que sentía hacia ti... Pero es demasiado tarde... Odio decirlo, pero me quedaré con las ganas de hacerlo... Me ibas a llamar el Lunes... y ahora estaré esperando al lunes el resto de mi vida...
No te volveré a ver, ni en esta vida ni en la otra, porque no existe una segunda vida, pero siempre estarás en mi corazón...
Gracias por todo, y te prometo que cumpliré nuestros sueños sola aunque sea, pensando en ti en cada momento... Aunque no sea lo mismo...
Descansa, que yo viviré tu vida por ti...

domingo, 6 de noviembre de 2011

Take me to the emergency...

No sé cómo empezar esta entrada, últimamente no encuentro las palabras exactas para escribir nada de lo que se me pasa por la cabeza o que me gustaría vaciar de ella, pero por intentarlo no pasa nada...
El caso es que ayer fue uno de los días más raros de toda mi vida; era el cumpleaños de una de mis amigas y no me encontraba demasiado bien, al menos no tan bien como me hubiese gustado estarlo. Mi malestar no sólo era psicológico si no también físico. Vivir una semana en una casa sin apenas calefacción no ayudaba demasiado, entre eso, comer apenas nada y dormir mucho menos hicieron que mis defensas bajaran peligrosamente.
Bueno, la verdad que después de haber pasado una de las semanas más aburridas y deprimentes de toda mi vida no tenía muchas ganas ayer de fiesta.
Se pasó todo el día lloviendo y parando de llover (mareándome infinitas veces), y yo estuve la mayoría del tiempo viendo la televisión, al menos hasta que mi madre me mandó irme a hacer algo de "provecho", lo cual en mi caso debería significar: hacer deberes, pero que yo interpreté cómo: ponerme a ver Cómo conocí a vuestra madre.
A las nueve, es decir un poco después de que llegasen mis padres de hacer la compra, salí a la calle a esperar al autobús que me iba a llevar al lugar del cumpleaños. Allí estaban mi amigo y su amigo (qué bonito queda), y fuera en la calle la gente tan maja que se supone que tiene mi edad...
El cumpleaños estuvo más o menos decente, a pesar de que tuvimos que estar esperando a una de mis amigas más de media hora acabando casi con las cosas que había por la mesa para ir comiendo. Terminamos de cenar, le dimos los regalos a la del cumpleaños, y fue después de la tarta y el bizcocho de chocolate cuando las cosas empeoraron para mí y mi estómago.
Durante los tres días que estuve en la ciudad donde estudio mi estómago daba señales de estar vivo dándome ganas de vomitar cada dos por tres, y eso es lo que pasó ayer a eso de las doce de la noche.
Nos bajaron en coche a la ciudad, y cuando entramos al bar de nuevo comencé a encontrarme mal, me hubiera gustado decir que lo hice adrede y que en realidad no me daban ganas de vomitar, pero realmente me daban ganas de hacerlo; por no añadir que me daban rayadas el estómago y comenzaba a marearme poco a poco. Luego salimos a la calle y parecía que ya me encontraba mejor. Pero en cierto modo estaba demasiado cansada como para estar de humor para bailar, o al menos hacer cómo que bailaba. Así que cuando fueron a entrar a la discoteca, a eso de las tres de la mañana, llamé a mis padres y vinieron a por mí.
Y todo esto sin poder quitarme de la cabeza al chico al cual llamamos Pocahontas, tarzán y mudito; mierda para mí.
En estos momentos no tengo ganas de vomitar, pero mi garganta parece despertarse después de un año estando dormida.

lunes, 24 de octubre de 2011

Name this for me.

I'm frantic in your soothing arms
I can not sleep in this down filled world
I've found safety in this loneliness
But I cannot stand it anymore
Cross my heart and hope not to die
Swallow evil, ride the sky
Lose myself in a crowded room
You fool, you fool, it will be here soon.

The unnamed feeling.
Metallica.

jueves, 20 de octubre de 2011

El único que consigue ponerme de mal humor casi siempre.

D: Necesito hablar contigo. Mucho que contarte.
M: ¿Acerca de qué?
D: Acerca de todo.
M: ¿Qué es todo? Ehmm... ¿Creo que lo sé?
D: No seas celoso, por favor.
M: No lo soy. Pero, ¿estás segura de que no estás tomando por sentado que te quiere? Piénsalo por un segundo al menos.
D: Lo hice, un montón de veces. Durante más de un segundo, durante horas... ¿No crees que no sé lo que esto puede significar? Fue mi primera opción, y lo sigue siendo... ¿Qué pasa si estoy tomando por sentado que me quiere? También lo sé... Pero es muy difícil pensar de ese modo... Puede ser más joven que yo, también. Pienso en ello durante cientos de veces, también. Pero eso no me importa en verdad. Creo que es genial, aunque no lo conozca. Y sí, esto puede ser un truco, o algo así. Pero prefiero pensar cómo estoy pensando, que cómo debería estar pensando...

martes, 18 de octubre de 2011

Loneliness.

Más de un mes aquí y me siento igual de sola que cuando llegué. No creo que esto sea lo mío, no, lo mío no es conocer gente nueva; no, lo mío no es salir a la calle con gente que solo conozco desde hace unos días; definitivamente comenzar una vida nueva NO es fácil. Me siento sola, me siento olvidada, me siento estúpida, me odio a mí misma. Odio mi situación.
Sé que esto no va a cambiar si me quedo parada, en un rincón, si no hablo con nadie, si no me relaciono, pero no me siento con ganas de hablar con nadie, no sé cómo comenzar una conversación, todo el mundo tiene amigos aquí, donde estudio, todos salen con alguien conocido, o con más de alguien, pero yo no puedo. No solo porque no conozco a nadie, o porque soy la única de otra ciudad, simplemente porque en realidad no me siento con las suficientes ganas de entrar a ser la nueva en un grupo de amigos ya formado.
¿Esto tiene que ver con mi falta de autoestima? Ya no sé por qué es esto. Pero me siento como si nunca fuese a cambiar mi situación.
Salir con un grupo de amigos ya formado no me atrae, salir a la calle sola y hacer cualquier cosa por mí misma, y sin nadie que me siga, tampoco me atrae. ¿Entonces qué es lo que voy a hacer, amargarme en casa sin salir ningún día? ¿Y el año que viene, qué? ¿Voy a seguir así? ¿Solitaria?
Sé que esto debe cambiar, que debo hacer algo, lo que sea. Pero necesito un pequeño empujoncito, ese pequeño empujón que no parece querer llegar nunca.

jueves, 13 de octubre de 2011

Bloqueo mental.

Abrir el word y cerrarlo de inmediato cuando llegas a la última línea escrita. Tenías una idea metida en tu cabeza que parecía funcionar y cuando es el momento de ponerte a llevarla acabo te das cuenta de que no sabes cómo explicarla, cómo escribirla.
Eso es lo que me acaba de pasar a mí, en realidad llevo varios meses sin seguir esa historia a pesar de que me ronda por la cabeza todo el rato. Creo que antes de ponerme a seguir escribiéndola debo pensar un poco en los personajes, su pasado, su presente y su futuro.
Quién sabe..., a lo mejor algún día conseguiré acabar ese proyecto, pero no sé si será en un futuro muy cercano.

martes, 11 de octubre de 2011

And the rain will kill us all.

Hice mi tiempo, y quiero salir. Vi mi futuro, con miedo. Esto no se acaba, el alma no es tan vibrante. El cálculo, la enfermedad. Detrás de ti, la virgen, la pseudo-psicópata virgen enferma. Vete a decir tus clases. Ve a cavar tu tumba. Llena tu boca con todo el dinero que guardarás. Hundiéndote, haciéndote más pequeño de nuevo. ¡Estoy hecho! ¡Ha comenzado! ¡No soy el único!
Y la lluvia nos matará a todos, lanzándonos contra la pared. Pero nadie más puede ver la preservación del mártir que hay en mí.
Me estrello, en el camino yacemos, pero cuando la muerte falle los secretos se habrán vuelto locos. No es nada nuevo, ¿mataríamos todo? El destino era todo lo que teníamos, la razón del caos. Podremos empezar de nuevo, solo mírame en mis ojos y dime que estoy equivocada. Ahora solo hay vacío, estoy perdiendo algo. Creo que hemos acabado, no soy la única.
El destino no atrapa la mentira, intenté decírtelo el primero, tus hirientes mentiras se van, no puedo parar la matanza, no puedo ayudar. ¿Hay allí algo psicótico? ¿Esto es lo que quieres?

lunes, 10 de octubre de 2011

I'm not pretty, i'm not cool...

Sé perfectamente lo que soy, y no necesito que mierdas como tú me lo vayan repitiendo una y otra vez. Estoy harta de que piensen que saben cómo es que soy, que me tienen calada, y que controlan mis pensamientos y sentimientos. Estoy harta de tener que repetir una y otra vez aquella frase tanto en alto como en mi cabeza.
Ahora la moda es ser flaca, casi enfermiza, tener la cara pequeñita y de facciones, como ellos las llaman, bellas. ¿Por qué no nos paramos a pensar en lo que se decía que era belleza? Mujeres, no gordas, pero de una constitución fuerte, y las caras alargadas. ¿Por qué no tomamos este canon de belleza ahora y no el que los anuncios nos venden como buenos?
Yo no estoy a favor ni de uno, ni del otro, pero me gustaría que dejasen de vender tanta porquería.
Estoy harta de los prototipos de mujer diez, estoy harta de que nos vendan trucos de belleza que no sirven para nada, o cremas anti edad que lo único que consiguen es que las personas con millones de arrugas se gasten el dinero en ellas. Estoy harta de ver a la mayoría de las famosas con perfectas tetas de silicona, rostros tensos por el botox y ni una sola curva en su estómago.
Yo tengo tetas de tamaño normal, un rostro lleno de lo que ahora llaman imperfecciones, y tengo tripa, ¿debo deprimirme por esto? ¿No salir de casa porque no soy como esas personas?
Pues si debo hacer eso ya puede irse jodiendo la gente porque no pienso hacerlo.
Ya he malgastado varios años de mi vida con un sentimiento de asco hacia mí misma, varios años sin querer mirarme al espejo, estando decaída por culpa de no ser todo lo perfecta que otras personas desearían que fuese.
No quiero malgastar ni un segundo más de mi existencia pensando en que no merezco vivir, en que mejor acabaría con mi vida para siempre, no quiero malgastarlo, porque sería malgastarlo. Además que en cierto modo ellos acabarían ganando, y no pienso darles el gusto de que se den cuenta de que me jodía tanto lo que pensaban de mí que acabé optando por interrumpir mi vida para siempre, acabé cometiendo un suicidio.
Creo que se acabaron los días deprimidos por culpa de mi figura, o mi forma de ser exteriormente. No merece la pena dejarse influenciar por gente tan estúpida cómo para no ver que estoy a gusto conmigo misma, cómo para no quererme tal y como soy, sin necesidad de querer cambiarme como soy.
Porque estoy orgullosa de mi tripa, orgullosa de mi cuerpo, orgullosa de cómo soy tanto por fuera como por dentro. Prefiero ser una persona inteligente y fea, a ser una persona hermosa y con la cabeza llena de serrín. O como el cantante Kurt Cobain dijo alguna vez: Prefiero ser odiado por quién soy, que amado por quién no soy.

martes, 27 de septiembre de 2011

Hey, can you hear me?

Hacía un tiempo que me rondaba por la cabeza escribirte una entrada, aunque nunca puedas llegar a leerla. Todo esto viene porque te echo de menos, ya han pasado varios años desde que ocurrió, y desde entonces esta es la primera vez que deseo poder agradecerte los pocos, pero geniales momentos que pasé junto a ti.
Sigo sin explicarme por qué tuvo que suceder, era demasiado joven para poder entenderlo, solo sabía que ya nunca más iba a volver a hablar contigo, ver una película contigo o contarnos nuestras cosas como solíamos hacer. Aún tengo sin rebobinar la película de Digimon que vimos aquel día sin llegar a acabarla, no me atrevo a hacerlo, ni a volver a verla, y no sé exactamente por qué.
Siempre he echado de menos el ya no esperarte a que bajases de casa por la mañana para ir caminando al colegio mientras hablábamos de nuestras cosas, de lo que habíamos hecho la tarde anterior, o el día entero. El no poner verdes a los profesores cuando hacían o decían algo que no nos gustaba. Apenas teníamos siete años, tú uno menos, no llegamos a los once, nos quedamos en el camino.
Hay tantas cosas que te vas a perder, y que te has perdido. No vas a acabar la escuela primaria, no pasarás a la ESO, por no hablar de hacer bachiller, el año que viene no podrás comenzar una carrera. No recibirás nunca más un te quiero por parte de tus seres queridos, nunca vas a dar tu primer beso, ni tener tu primer novio, no podrás pelear con tus amigas y pedirles perdón al cabo de unos días, tal vez meses; no vas a volver a sonreír, ni disfrutar de un concierto de tu grupo favorito, ni beber los vientos por un guapo famoso. No vas a ver crecer a tu hermana, no estarás para consolarla cuando las cosas no le vayan bien, ni verla reír, no vas a poder hacer de hermana mayor. No nunca más.
Sigo creyendo que esto no debería haber pasado. Deberíamos poder hablar de vez en cuando, saludarnos en la escalera, oírnos cuando discutamos con nuestros padres, desear que los vecinos se callen cuando entran en el piso. Deberíamos poder salir algún día a sacar fotos, a hablar de lo que sea, o a acabar de ver la película que nunca llegamos a ver. Pero no puede ser, te has ido, para siempre; no importa las veces que te llame, no me vas a contestar; no importa cuánto desee seguir siendo amiga tuya, ya no estás, ni para mí, ni para nadie.
A veces creo verte, sé que es una locura pero es lo que me pasa, siento que estás en alguna parte observándonos detenidamente, pero sé que es imposible, aquella operación acabó con tu vida y, en cierto modo, con parte de la mía.
Te echo demasiado de menos, amiga. Siempre ha sido y será así.
Llego a pensar en qué hubiese pasado si nunca hubieras tenido que operarte, si todo hubiese seguido como debía de haberlo hecho, contigo aún con vida. Me pregunto si mi vida sería la misma que es ahora, ¿habría dejado de salir por el pueblo si tú siguieses siendo amiga mía? ¿Habría cambiado mi relación con la gente que era cercana a ti? ¿Habría pasado casi todas unas Navidades pasando a tu casa para estar con tu hermana? Nunca podré saberlo, porque no sigues aquí.
Me gustaría poder hablar contigo, aunque sea una última vez, sé que es imposible y que lo mejor que puedo hacer es acabar de olvidarte por completo, pero no puedo dejar de pensar qué hubiera pasado si... ¿Y si hubiera pasado al revés? ¿Y si tú siguieras con vida y yo no? ¿Pensarías en hacer lo mismo que yo en estos momentos? Imposible poder saberlo... Sé, o al menos intuyo, que después de esto te dejaré descansar tranquila, como te mereces... Aunque desearía que estuvieses aquí, desearía no haber tenido que escribir esto, pero ya, es imposible.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Strange Lovers

Buscando el interruptor de la luz siempre me hago daño en el pie. Eso es porque soy idiota. (***) ¿Algo que me de miedo? Bueno, hay cosas que hasta a un idiota les de miedo. Un idiota tiene miedo de que se rían de él, de su infancia, de sus sueños, de sus cosas más queridas. Y también tiene miedo de que les mientan. No me gusta que me mientan. Un idiota subestima al miedo porque es honesto con si mismo. Los idiotas sólo son personas que subestiman sus deseos. Cuando tienen hambre, comen. Cuando quieren leer, cogen un libro. Cuando lloran, buscan consuelo. Soy el tipo de idiota con todos esos deseos y esos miedos. Y estoy orgulloso de ser un idiota.

Me volví a enganchar a Death Note, y he recordado lo mucho que me gustaba L. No solo porque a todo el mundo le gusta el personaje, más bien por cómo es. Siempre me han gustado los tipos raros, que actúan de un modo distinto a los demás, que hacen lo que les es más normal, lo que creen que deben hacer en todo momento, o como él dice: los idiotas.
Esos que dicen lo que piensan sin importarles lo que digan los demás de ellos. Que no tienen miedo a mostrarse cómo son, que no se ocultan detrás de las apariencias y, ¿por qué no decirlo? Los que están un poco locos, o los que los demás llaman locos. Me gustan los diferentes.
Tal vez porque yo también soy así es por lo que me siento atraída por personajes estilo a L.
Personajes que son como son y se muestran al mundo sin máscaras. Personajes auténticos, no los típicos pan sin sal que lo único que saben es sonreír y asentir como idiotas.
Definitivamente, creo que si algún día me llego a enamorar de alguien debería de hacerlo de un L. de carne y hueso. No de dibujos manga.

martes, 20 de septiembre de 2011

Una semana.

En realidad aquí llevo dos, pero como ésta no se ha pasado todavía, la cuento solo como una. Y todavía no sé cómo sentirme al respecto...
Por ahora solo pienso en los viernes para volver a mi ciudad, para volver con mis amigos, y para volver a irme de fiesta. Sé que debería pensar en estudiar, en aprender a sacar las mejores fotos posibles, pero en estos momentos no me siento con la fuerza suficiente.
Por ahora esto se traduce a: mañanas moviditas en clase, tardes aburridas durmiendo o sacando fotos y noches hablando con mis amigas por el msn, etc.
Tampoco encajo aquí, y ya no sé si pensar que soy yo, o qué pensar. Sé que en tan solo una semana no puedo saber si esto me gusta o no, pero por ahora solo sé que no lo sé.
Es todo tan confuso desde mi punto de vista; mis padres creen que estoy bien, mis amigos puede que también aunque ellos son más difíciles de mentir, cuando más bien debería ser al revés pero, ¿qué se le va a hacer?
En realidad estoy bien, mejor de lo que pensaba que iba a estar, y la verdad estoy contenta dentro de lo que cabe, y todo gracias a las conversaciones con mis amigas por internet. Y eso que empezaba a dejarlo de lado un poco, menos mal que no lo hice porque si no en estos momentos iba a ser la persona más desdichada de todo el planeta...
Espero que cuando lleve un mes aquí vea las cosas de otro modo; y además: siempre me quedará Octubre..., y Londres.



jueves, 8 de septiembre de 2011

First love.


... Sentía bastante curiosidad; cautivar a una chica tan estupenda había sido una verdadera hazaña.
-Así que, al cabo de un tiempo, empecé a pensar que quizás ella estaba interesada en mí -continuó Arnie-. Probablemente tardé en caer en cuenta más de lo que habrían tardado otros: tipos como tú, Dennis.
-Claro -repuse-. Yo soy lo que James Brown llamaba "una máquina sexual".
-No, no eres una máquina sexual, pero sabes de chicas -explicó con toda seriedad-. Las entiendes. A mí siempre me han asustado. Nunca sabía qué decir. Y sigo sin saberlo, supongo. Leigh es diferente. Me daba miedo invitarla -pareció reflexionar sobre esto-. Quiero decir que es una chica hermosa, realmente hermosa. ¿No te parece, Dennis?
-Sí. En mi opinión, es la más hermosa de toda la escuela.
Sonrió complacido.
-A mí también me lo parece..., pero creía que tal vez fuese porque la quiero.
Miré a mi amigo, esperando que no fuera a meterse en más líos de los que podía resolver. En aquel momento, desde luego, no tenía ni idea de lo que podía suponer el lío.
-El caso es que un día les oí hablar a Lenny Barongg y Ned Strougham en el laboratorio de Química, y Ned le estaba contando a Lenny que la había invitado a salir, y ella había rehusado, pero amablemente..., como si tal vez aceptara en otra ocasión si volviese a pedírselo. Y me la imaginé saliendo con Ned en primavera y empecé a sentirme de veras celoso. Es ridículo: ella le rechaza, y yo me siento celoso. ¿Entiendes lo que quiero decir?
Sonreí y asentí. En el campo, las majorettes ensayaban
nuevas evoluciones. No creía que ayudaran mucho a nuestro equipo, pero era agradable verlas. En el radiante mediodía, sus sombras se encharcaban junto a sus talones sobre la verde hierba.
-La otra cosa que me llamó la atención fue Ned no parecía humillado, ni avergonzado..., ni rechazado, ni nada de eso. Intentó una cita, le salió mal, y eso fue todo. Decidí que yo también podía hacerlo. Pero cuando la llamé por teléfono estaba sudando a chorros. Me la imaginaba riéndose de mí y diciendo algo así como: ¿Salir yo contigo, mequetrefe? ¡Debes estar soñando! ¡No estoy tan apurada todavía!
-Sí -convine-. No puedo imaginar por qué no lo hizo.
Me dio un juguetón puñetazo en el estómago.
-¡Ojo, Dennis! ¡Te haré vomitar!
-No importa -dije-. Cuéntame el resto.
Se encogió de hombros.
-No hay mucho más que contar. Cogió el teléfono su madre y dijo que iba a llamarla. Oí el ruido del aparato al ser dejado sobre la mesa, y estuve apunto de colgar. -Arnie levantó dos dedos apenas separados por medio centímetro-. No me faltó ni esto. Palabra.
-Conozco la sensación -dije, y era cierto.
Teme uno la risa, imagina el desprecio en mayor o menor grado, sea uno jugador de rugby o un cuatro ojos lleno de granos, pero no creo que pueda compr
ender el grado en que Arnie debió de sentirla. Lo que él había
hecho había requerido un valor extraordinario. Una cita es una cosa mínima, pero en nuestra sociedad hay toda una serie de fuerzas arremolinadas tras ese simple concepto: quiero decir que hay chicos que pasan por toda la escuela superior sin reunir nunca el valor suficiente para pedirle una cita a una chica. Nunca, ni una sola vez, en los cuatro años. Y eso no uno ni dos, montones de chicos. Y hay montones de chicas tristes que no son invitadas nunca. Es una piojosa manera de dirigir las cosas, si se para uno a pensar en ello. Resulta lastimada mucha gente. Podía imaginar oscuramente el puro terror que debía de haber sentido Arnie mientras esperaba a que Leigh se pusiera al teléfono; la sensación de aterrado asombro ante la idea de que no se proponía invitar sólo a una chica, sino a a la chica más guapa de la escuela.
-Por fin se puso -continuó Arnie-. Dijo "¿qué hay?", y, oye, no pude articular palabra. Lo intenté, y no me salió más que un soplo de aire. Así que ella dijo: "¿Qué hay? ¿Quién es?", como si se tratase de alguna broma, ya sabes, y pensé: "Esto es ridículo. Si puedo hablar con ella en el pasillo, puedo hablarle también en el maldito teléfono, todo lo que puede decir es que no, quiero decir que no puede matarme ni nada si le pido una cita". Así que dije, hola, soy Arnie Cunningham, y ella dijo, hola, y bla-bla-bla, y esto y lo otro y aquello y entonces me di cuenta de que ni siquiera sabía adónde diablos quería invitarla y nos estábamos quedando sin cosas que decir, y no tardaría en colgar. Así que la invité a lo primero que se me ocurrió y le dije a ver si querría ir el sábado al partido de rugby. Ella dijo que le encantaría, así como suena, como si hubiese estado esperando a que la invitase, ¿sabes?
-Probablemente lo estaba.
-Sí, quizá.
Arnie reflexionó sobre ello, admirado.
Christine.
Stephen King.

martes, 6 de septiembre de 2011

I die a little more.

Been here before couldn't say I liked it
Do I start writing all this down?
Just let me plug you into my world
Can't you help me be uncrazy?

Name this for me, heat the cold air
Take the chill off of my life
And if I could I'd turn my eyes
To look inside to see what's comin'

The unnamed feeling.
Metallica.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Odio.

Lo que me ha pasado hoy con esta canción (la de abajo) me ha servido de inspiración para hacer esta entrada en este blog. So, here we go.
¿Estoy predestinada a sentirme mal con lo que tengo para siempre? ¿Debo ser infeliz por el resto de mi vida? ¿Sentir que no pertenezco a ningún lugar y nunca sentirme al contrario? Sólo sé que odio mi vida ahora mismo, odio a casi todas las personas que han entrado y salido de mi vida sin pedirme permiso para hacerlo. Odio sentir las miradas de asco en mi espalda cada vez que paso por algún lugar. Odio mis constantes preguntas a mí misma sobre lo que la gente piensa de mí. Soy insegura, ¿lo demuestro exteriormente? Echo de menos el sentirme querida por alguien que nunca ha estado ahí, sé que no se puede echar de menos algo que nunca se ha tenido realmente. Dicen que hay en el mundo un hombre para cada mujer (o eran dos, whatever), pero yo no siento que realmente haya un hombre para mí.
Algo dentro de mí está roto, no sé lo que es, y no sé si quiero averiguarlo.
En realidad odio a mi familia, odio el pueblo en el que vivo, odio a todas las personas mierdas de esta mierda de pueblo (es decir casi todas), odio mi vida. Como dice una canción: Teniendo el tiempo de su vida odiando cada minuto de su existencia. Es lo que siento, pero no quiero sentirlo, nada me está ayudando a ver las cosas positivas, nada va a conseguirlo, lo sé, sé como soy, y sé cómo son las personas que me rodean.
Siempre metiéndome en la cabeza que estoy mal de la cabeza, hablando de mi a mis espaldas, defraudándome a todas horas cuando les abro mi mente, cuando les cuento como me siento, no quieren escucharme, no quieren saber cómo me siento, ni mi opinión, lo único que quieren es reírse de mí, y si creen que no me doy cuenta mejor, pero me doy, leo lo que piensan en su cara, veo cómo me ven en sus expresiones faciales, me siento como un monstruo a todos los sitios a los que voy. Como si estuviese siendo perseguida u observánda constantemente. No quiero sentirme así, pero nadie ha conseguido hacerme sentir de otro modo. Nadie lo va a hacer nunca...
Será así siempre, y no hay vuelta atrás. De esta me voy al manicomio, estoy segura.
TODO ES NEGRO EN MI VIDA, ABSOLUTAMENTE TODO, y nada va a conseguir que lo vea de color rosa, o mejor, de color verde.

jueves, 1 de septiembre de 2011

martes, 30 de agosto de 2011

Another year...

Otro año más que se va, y llevo dieciocho años en este mundo, pero no sé cómo sentirme. Otras personas cuando estuvieron en mi misma situación seguro que estarían deseando que llegase el día en el que cumplían dieciocho, pero yo no soy así.
Lejos quedan los días en los que deseaba tener cuantos más años mejor. Ahora solo pienso negativamente, es decir, queda un año menos en este planeta. Este año debería ser importante para cualquier persona normal, pero yo no soy una persona normal, y por eso mismo no es muy importante para mí.
Sí, podré entrar a los bares hasta la hora que me de la gana sin tener que estar temiendo porque me pidan el DNI y me tenga que ir. Y también puedo pedir bebidas alcohólicas sin sentirme culpable por ello. E incluso puedo ya conducir si quiero una vez me haya sacado el carnet. Pero nada más va a pasar.
Seré más vieja, y este año me voy de casa a estudiar fuera y no veré a mis amigos y a mi familia tan constantemente como ahora. Pero son las únicas cosas que van a cambiar en mi vida.
Dieciocho años, sí. Pero tristes, al menos en este momento. Espero que algo más cambie en mi vida en este año, o me parece que seguiré sin desear cumplir más años. Y el año que viene ya diecinueve...
Jesus Christ, qué aburrido es esto.

lunes, 15 de agosto de 2011

Untitled

Creo que es hora de escribir aquí para tener aunque sea una entrada de blog en el mes de Agosto.
La verdad es que he estado muy ocupada durante estas dos semanas; tuve que irme a casa de mi abuela porque me estaban cambiando el baño en la mía y solo teníamos uno, y he estado dos semanas con mis amigas en casa de otra en Asturias; y no tenía internet para poder escribir nada aquí.
Aunque tampoco es que en estos momentos tenga mucho para decir.
¿Algo interesante que me haya pasado en estas tres semanas?
Solo puedo decir lo que no me ha pasado. No he conseguido entrar en Pottermore en la semana de la Pluma Mágica y voy a tener que esperar hasta Octubre para poder disfrutar de la página (estoy impaciente pero sé que queda poco). No he podido comprar billetes de avión ni pagar un lugar donde quedarme en Londres, por culpa de los levantamientos violentos, y la quema de casas, bancos, y demás lugares (me quedaré otro año sin poder ver mi ciudad favorita). Y no he podido convencer a mi madre de que me deje ir al concierto de Simple Plan, y ya no lo voy a intentar más porque Pierre, el cantante, tiene mal la voz y ha cancelado los siguientes conciertos.
Bueno, ahora que lo pienso sí hay alguna cosa interesante que me ha pasado. He creado con mi amiga Blanca una web sobre los gemelos Phelps, más conocidos como Fred y George Weasley, en español ( http://www.phelpstwinsspain.weebly.com )

Por ahora nada más que añadir...
Os cuidáis.

domingo, 17 de julio de 2011

My childhood is over.

Juro solemnemente que mis intenciones no son buenas...

[La película la vi el viernes, y entre que llegué tarde a casa, me dolía la cabeza y quería llegar a la cama, y que ayer me fui a Madrid no he tenido tiempo de escribir nada, así que ahora toca descargarse...]

No sé exactamente como empezar, pero sé que encontraré la manera de hacerlo.
Sé que me había hecho muchas ilusiones con esta película, que había comenzado la cuenta atrás 36 días antes del estreno, y que el libro me encantó...
Compré las entradas el lunes de esta semana, e incluso había pensado la ropa que iba a llevar en el estreno. El viernes por la mañana me compré una camisa a lo uniforme de Hogwarts (no iba a ir con jersey pues iba a parecer una loca viendo el calor que hacía), y mi madre me dibujó la Marca Tenebrosa en el brazo izquierdo (aún me dura).
Por fin por la tarde llegó la ocasión de verla, fui con mis primos a los que les tuve que explicar la película anterior puesto que no la habían visto.
La película fue una gran mezcla de sentimientos extraños. Odio por las idiotas que tenía al lado mi primo que solo iban a ver la película a ver a los chicos (gritos cuando Ron y Harry se quitan la camiseta y esas cosas estilo la mierda de Crepúsculo), risas en los momentos de ternura de Ron, o cualquier chorrada que pasaba como uno de los momentos de McGonagall, y lloré en la parte de Snape (yo quiero un hombre así, dispuesto a morir por mí). Me gustó la película en sí pero para mi gusto había partes en las que les faltaba emoción. En la parte del hermano de Dumbledore me faltó más sobre la historia de la muerte de Ariana, y en la parte de Albus más diálogo, más emoción. También eché en falta la charla de Voldemort y Harry, está bien que dieran más protagonismo a la lucha entre Harry y Tom, pero me hubiese gustado que estuviesen en el Gran Comedor y que hablase Harry sobre lo que se dice en el libro.
Siempre me quedará la sensación extraña de que después de tanto tiempo amando a los gemelos hayan tenido que separarse para siempre. Sigo diciendo que los gemelos Weasley les daba vidilla tanto a las películas como a los libros. Pero está bien la decisión que hizo Joanne, al fin y al cabo ella es la autora y la creadora de los personajes, así que no puedo objetar nada.
Tal vez vi la película sin darme cuenta de lo que estaba pasando en realidad en la pantalla. Estuve pensando en que ya se iba a acabar todo esto. Y no asimilaba lo que estaba viendo. Y la verdad es que sigo sin asimilarlo.
Pensar que ya se ha acabado una parte de mi vida, y una tan importante como esta me deja mal (por decirlo de alguna forma). Ya no habrá más leer un libro y esperar a que salga la película. Ni esperar dos años a que salga el siguiente. Ni siquiera el ir dándome cuenta de que ésto iba a acabar algún día (más bien, no me daba cuenta hasta que leí el último libro).
Ahora que ha llegado el momento de decir adiós a Harry Potter, no sé muy bien cómo hacerlo.
Empecé siguiendo la saga Harry Potter cuando tenía ocho años, vi primero la película y luego leí el libro y desde entonces no he podido desengancharme a ellos. Esperaba con emoción a que mi tía me diera el siguiente libro para leer más, y a que llegase la película basada en las novelas para ver a mis héroes hacer todo lo de los libros.
Tal vez lo que más me duele de todo esto es no volver a ver los chicos juntos, ni a leer nada que me llegue tanto como lo hicieron estos libros. Muchas personas no sentirán lo mismo que yo, ni les importará que esto haya acabado, pero yo me siento muy mal, no lo hago ver exteriormente, la procesión va por dentro.
Ahora solo espero que me digan que vaya a verla de nuevo para empaparme bien de la película, y poder tener una opinión más objetiva y menos personal sobre ella.
Se ha acabado mi infancia, y en estos momentos no sé muy bien como terminar porque me están entrando ganas de volver a llorar.
Travesura realizada.

-Día 30 - Frase Preferida

sábado, 16 de julio de 2011

-Día 29 - Puesto de Quidditch Favorito


Buscador.

viernes, 15 de julio de 2011

-Día 28 - Amor Platónico


Ron Weasley.

jueves, 14 de julio de 2011

-Día 27 - Fundador Preferido

Godric Gryffindor.

miércoles, 13 de julio de 2011

-Día 26 - Trabajo Favorito


Tonks, es una auror.

martes, 12 de julio de 2011

-Día 25 - Familia Preferida


Los Weasley. Falta muuuuucha gente, lo sé.

lunes, 11 de julio de 2011

-Día 24 - Escuela Preferida.


Hogwarts is home.

domingo, 10 de julio de 2011

-Día 23 - Campeón Favorito


¿Quién mejor que el campeón de Gryffindor?

sábado, 9 de julio de 2011

viernes, 8 de julio de 2011

-Día 21 - Patronus Favorito (De un Personaje).


Cierva plateada. Severus Snape's patronus.

jueves, 7 de julio de 2011

-Día 20 - Merodeador Favorito


Sirius Black. Canuto.

miércoles, 6 de julio de 2011

martes, 5 de julio de 2011

-Día 18 - Sortilegio Favorito


Magifuegos Salvajes Weasley.

lunes, 4 de julio de 2011

domingo, 3 de julio de 2011

-Día 16 - Auror Favorito


Madeye. Está loco, pero es el mejor.
Rest In Peace Alastor.

sábado, 2 de julio de 2011

-Día 15 - Lugar Favorito


La Sala Común de Gryffindor.

viernes, 1 de julio de 2011

-Día 14 - Yo me casaría con Fred Weasley

Aunque mi madre (hasta el miércoles pasado, no sé por qué) preferiría que me casara con Ron, pero qué se le va a hacer...

jueves, 30 de junio de 2011

miércoles, 29 de junio de 2011

-Día 12 - Fantasma Favorito


Sir Nicholas de Mimsy-Porpington

martes, 28 de junio de 2011

-Día 11 - Elfo preferido

Puse esta foto, aparte de porque es la respuesta al título: Me gusta Dobby, porque me encanta cómo está hecha la foto.

lunes, 27 de junio de 2011

domingo, 26 de junio de 2011

sábado, 25 de junio de 2011

viernes, 24 de junio de 2011

-Día 07 - Clase Favorita

jueves, 23 de junio de 2011

miércoles, 22 de junio de 2011

-Día 05 - Casa Preferida


En realidad soy una SLYTHINDOR.


O algo así.

martes, 21 de junio de 2011

lunes, 20 de junio de 2011

domingo, 19 de junio de 2011

sábado, 18 de junio de 2011

- Día 1. Libro Favorito.


Libro favorito. En película va la 2ª -dependiendo de lo que pase el 15 igual baja al puesto tercero (quien sabe)-.

HP Saga. 30 días.

-Día 01 - Libro Favorito( Obvio de la saga)
-Día 02 - Pelicula favorita (Obvio de la Saga)
-Día 03 - Escena favorita (La más)
-Día 04 - Personaje Favorito
-Día 05 - Casa Preferida
-Día 06 - Profesor Preferido
-Día 07 - Clase Favorita
-Día 08 - Criatura Mágica Preferida
-Día 09 - Hechizo Preferido
-Día 10 - Maldición Preferida
-Día 11 - Elfo preferido
-Día 12 - Fantasma Favorito
-Día 13 - Pareja Ideal (Creada por JK Rowling)
-Día 14 - Yo me casaría con....
-Día 15 - Lugar Favorito
-Día 16 - Auror Favorito
-Día 17 - Mortífago Favorito
-Día 18 - Sortilegio Favorito
-Día 19 - Pareja ideal (creada por ti)
-Día 20 - Merodeador Favorito
-Día 21 - Patronus Favorito (De un Personaje)
-Día 22 - Boggart Favorito (De un Personaje)
-Día 23 - Campeón Favorito
-Día 24 - Escuela Preferida
-Día 25 - Familia Preferida
-Día 26 - Trabajo Favorito
-Día 27 - Fundador Preferido
-Día 28 - Amor Platónico
-Día 29 - Puesto de Quidditch Favorito
-Día 30 - Frase Preferida

viernes, 17 de junio de 2011

Harry Potter is better than Twilight



Puede que me haya leído los libros de ambas; o que haya visto alguna película de Crepúsculo. En sí, los libros de Stephenie no están mal, pero no se comparan en nada a los de Harry Potter. Sé que Harry Potter va a ser mi pasado, mi presente y, tal vez, mi futuro.
Harry Potter, su mundo y sus amigos formarán parte de mí por siempre, de eso estoy segura. Cuando tenga hijos, si es que los llego a tener algún día, les haré -nunca por la fuerza- que se lean, y vean, todos los libros, y todas las películas. Haré que se adentren en ese mundo mágico como yo lo he hecho durante diez años, pero no los de Crepúsculo.
Crepúsculo hizo que me entretuviese mientras leía, pero no me enseñó nada. Así como Harry Potter he disfrutado leyendo y viendo películas. En cierto modo, las aventuras del mago me han hecho amar la lectura y el cine, Crepúsculo no. Gracias a Rowling y su Harry Potter y la Piedra Filosofal he aprendido un montón de cosas y me han hecho cogerle el gusto a la lectura.
Todo, cada libro, cada capítulo, cada párrafo, cada página, cada línea, cada frase, cada palabra, todo, ha sido y siempre será así como una parte de mí. Los personajes, tanto los protagonistas -los buenos- como los antagonistas -Voldemort y los Mortífagos-, son perfectos, no cambiaría nada de ellos. Porque eso, la forma en la que los ha creado Joanne, es cómo deben ser. Creo que los que son mis personajes favoritos de la saga dan muestra de que no me importa que sean malos o buenos. Harry, Ron, Hermione, Snape, Sirius, Fred, Bellatrix, Malfoy. Son perfectos como son. Y Spoiler: las muertes de Snape, Fred, Ojoloco y todos los demás me afectaron tanto como si fuesen algo más que parte de la imaginación de una mujer.
Y todos y cada uno de los personajes me ayudaron a darme cuenta de que no se necesita de padres, hermanos, reconocimiento, chico ni chica para alcanzar lo que uno se propone. Y que puedes llegar a conseguir todo lo que quieras si te esfuerzas lo necesario para conseguirlo, y lo que es más importante, que puedes levantarte cuando parece que solo puedes caer, puedes reír cuando solo consigues llorar, y que el camino al éxito está solo en uno mismo.
Crepúsculo solo me ha enseñado a querer vivir para siempre. Una locura, porque vivir para siempre está claro que acaba siendo aburrido. Díselo si no a Nicolás Flamel. Y que no puedes llegar a nada si no tienes a un chico o una chica -o amor, como se quiera llamarlo- que te apoye. Es decir, derrumbarte cuando él o ella se aleja de ti, aunque sea solo por tu bien. Ginny y Hermione son un claro ejemplo de lo contrario -y de lo que debes hacer, seguir; porque tú eres lo que importa, una vez te pierdes a tí mismo ya no hay vuelta atrás. En cambio los chicos y las chicas vienen y van-.
























miércoles, 1 de junio de 2011

Demond.

...
Un momento.
Alguien me está mirando.
Pero ¿quién? ¿Y por qué?
Me vuelvo hacia todos lados, pero es imposible ver nada. La luz parpadea, el humo me envuelve y hay tanta gente que no solo me cuesta distinguir sus rostros, sin que, además, me impiden abarcar todos los rincones de la sala.
Pero lo he sentido. De la misma manera que sientes un soplo de aire frío, yo he notado esa mirada. Se me ha erizado el vello de la nuca. Me ha dado un escalofrío de lo más siniestro.
Me abro paso entre la gente, todavía con ese molesto cosquilleo en la nuca. Tengo la sensación de que, entre toda esta humanidad, hay alguien que brilla con luz propia, una criatura sobrenatural atrapada en un cuerpo humano. Alguien que no es humano, aunque lo parezca. Alguien. En alguna parte.
Me empujan para que me quite de en medio, y me dejo zarandear de un lado para otro, tratando de captar otra vez esa sensación.
Y me quedo quieta de pronto. Ahí, en el rincón. Alguien me ha vuelto a mirar, y se me ha puesto la piel de gallina. O sería más apropiado decir que me ha entrado un atque de pánico y me muero de ganas de salir corriendo de aquí. Pero me contengo.
El dueño de semejante mirada acaba de hundir el rostro de nuevo en la larga melena de una chica cuya ropa de cuero deja poco espacio a la imaginación. Ella se ríe, coqueta, mientras él le dice algo al oído. No puedo verle la cara, pero por su figura parece joven, puede que más joven que Jeiazel. No tiene pinta de se un ángel, aunque nunca se sabe.
Entonces él se vuelve hací mí y me mira fijamente. Es una mirada maquiavélica que me deja muda de horror.
La mirada del depredador.
La chica que lo acompaña se da cuenta de mi presencia y también se vuelve hacia mí, molesta. Pero ella no da tanto miedo.
Más bien da lástima. Da por sentado que él le presta atención porque quiere llevársela a la cama.
Y no es eso. No es eso, pequeña ingenua. Tu cuerpo no le interesa lo más mínimo.
Es tu alma lo que quiere que le entregues. Y, amiga, una vez que lo hagas, ya no habrá vuelta atrás.
é sigue mirándome. Tiene unos ojos de acero, fríos y penetrantes. Después, lentamente me sonríe. Y es una sonrisa entre taimada y fascinante. Una sonrisa que no es de este mundo.
...
Ha visto mi espada. Sabien quién soy. O, por lo menos, lo intuye. En un movimiento desesperado, desenvaino el arma y la pongo entre los dos. Y observo, no con satisfacción, que lo he desconcertado. Puede que hasta lo haya asustado un poquito. No en vano acabo de plantarle ante las narices la única cosa que puede matarlo. Si le entregaras a Superman un trozo de criptonita, ¿qué cara te pondría?
Entorna los ojos y me mira casi con odio.
- ¿Te has vuelto loca? -sisea.
- ¿Qué quieres? -pregunta la chica, de mal humor.
Tengo suerte: al igual que el resto de personas del local, está demasiado aturdida como para que ni el más mínimo rastro de lucidez que pueda quedar en su cerebro le diga que tiene ante ella a una perturbada con una espada.
- Dile que se vaya -le ordeno al demonio sin hacerle caso.
- Pero ¿qué te has creído? -replica ella, estupefacta -. ¡La que tiene que marcharse...!
- Vete -dice entonces él, a media voz, sin apartar los ojos de la espada.
Ella se queda de piedra. Lo mira un momento, con la vana esperanza de no haber oído bien.
- Pero...
- He dicho que te vayas -repite el demonio, con una voz cortante como la hoja de un cuchillo, y como parece que la chica tiene intención de seguir protestando, él se vuelve hacia ella y le clava una mirada fría, inhumana.
Ella se encoge de terror, agacha la cabeza y se marcha a toda prisa.
Nunca lo sabrá, pero me deba algo más que la vida.
Él se vuelve a prestarme atención. En efecto, es un demonio joven; esto quiere decir que, aunque no aparente más de veinte años, es fácil que tenga veinte mil. Lo cual, en realidad, no es mucho para un demonio. Viste pantalones negro y una camisa blanca, medio remangada, medio suelta, que lleva con natural elegancia, pero presenta un cierto aspecto desaliñado: su pelo negro está despeinado, y sus ropas, algo arrugadas, como si acabara de levantarse o como si se hubiese vestido con desgana, sin prestar atención a lo que hacía. Puede que esté siguiendo una moda, o puede que sea una declaración de intenciones, no lo sé. El caso es que no parece estar dormido en absoluto, porque hay un brillo de feroz alerta en su mirada. Sus rasgos son algo aniñados, lo que también es engañoso, pues no hay nada de ingenuo e infantil en su expresión...

Dos velas para el diablo.
Laura Gallego.

sábado, 21 de mayo de 2011

Yesterday, all my troubles seemed so far away


Descansando después de poner tweets (solo puse uno xD), vengo aquí a cumplir mi promesa: Subir todos los días algo aquí.
Bueno, iba a escribir algo sobre la película de ayer, pero no sé... Decir algo de ella sin descubrir el final va a ser un poco duro y difícil de conseguir... Pero lo intentaré, anyway...
Ya iba mi madre pensando en que no le iba a gustar la película y resulta que dice que los efectos especiales están muy bien pero que era un poco ruidosa xDDD Le gustó, vamos... Y dice que tanto Han como Brian muy lindos (si es que... xDD)
Y ahora que voy escribiendo me pregunto: ¿y esta mierda es lo que pensaba contar hoy? Mejor déjenme empezar...

Por fin había conseguido convencer a mi madre de ir a ver la película al cine, lo que pasaba es que tenía que acabar los exámenes para poder hacerlo. Y ayer acabaron, así que fuimos. Mi padre parecía celoso de que ibamos a ver una película y él se tenía que quedar dando vueltas las dos horas que duraba, pero tampoco quería venir a ver ese tipo de películas por las que no pagaría para verlas en el cine. Así que solo fuimos mi madre y yo, lo que habíamos pensado en un primer momento (no comentaré la película, no quiero decir por si acaso hay alguien que quiera ir a verla y todavía no se decida xDD).
El caso es que a mi madre le gustó y yo me quedo con que me reí mucho y que se me pegó lo de no seas tan negativo, chico, que decía Tego en la película.
Luego nos fuimos a cenar, mi padre me dio la cena, y yo recordando que no hay entradas para el concierto de A7X y para colmo no tenía hambre...
Cuando llegamos a casa, me lavé los dientes y me fui a dormir que no aguantaba más y me entraba la llorera tonta de todos los días que no he descansado bien...

P.D. ya quiero ver la 6 *-*

viernes, 20 de mayo de 2011

Por fin puedo decir: That's all!

Ni idea de por qué abro esto, ni idea de qué debo o puedo escribir... La verdad es que ni idea de como me siento en este momento... Se acabaron las entradas de Avenged Sevenfold y ya me da igual el aprobar o suspender alguna para Junio, solo sé que lo único que deseaba en este mundo era aprobar para ir a verlos, pero las entradas de pista se han acabado y creo que las de arriba igual, anyway, pasaba de estar arriba del todo viendo una mierda y sola... simplemente pasaba, de verdad... (Mil años igual sin pasar por la web de los chicos) Quiero la canción I'm not ready to die, pero ni modo la encuentro... Y para colmo el vídeo So far away me sigue haciendo llorar como una puta magdalena...
Hoy iré al cine a ver con mi madre Fast Five, y así celebro que se acabaron los exámenes, ahora solo falta la selectividad e irme de casa el año que viene para estudiar fotografía... No pensaba que me iba a sentir así, pero me siento pa'l orto u.u
Em, ¿algo más? Creo que sólo queda decir que espero poder actualizar este coso todos los días apartir de ahora, and now: Goodbye xD

domingo, 24 de abril de 2011

Nuevo blog (:

no dejaré este, este será para pensamientos y esas cosas que llevo poniendo desde siempre, el siguiente que os pongo será SOLO para noticias referidas a Avenged Sevenfold... abajo dejo link xD

http://deathbatxgirl.blogspot.com/

Ahí queda eso :P

viernes, 22 de abril de 2011

When all hope is gone...

El estado de la nación, violación. Una promesa rota es tan buena como una mentira. El infierno es enorme, el diablo está entre nosotros. Arderemos porque no nos uniremos. No vamos a atestiguar más libertad. ¿Dónde está la gente? ¿Les necesitamos? Preferiría luchar que dejar a otro morir. Nosotros somos el problema pero también somos la solución. Toda esperanza se ha ido. Si quieres no me lo puedes quitar de mí. Si piensas que puedes, todavía no me conoces. Déjame decirte, cuando lo digo, lo digo en serio y siempre tendré el derecho de defenderlo.

Cincuenta segundos, cientos de asesinatos… El proyecto de ley de derechos es una factura de venta. ¿Qué es lo que harás cuando la guerra se haya acabado? ¿Qué vas a hacer cuando el sistema falle? Hemos hecho la presencia, obsoleta. ¿Qué es lo que quieres? ¿Qué necesitas? Encontraremos un camino cuando toda esperanza se haya ido. Hemos visto la caída de la elite. Denunciar tu vida, llevarse tu enfermedad. Vamos a acabar con el mundo…

Los desgraciados son los heridos, los hambrientos murieron de hambre. En un lugar donde nadie va, el mismo aliento es el aliento final… Yo soy la razón por la que tu futuro sufre. Soy el odio que tú no abrazas. Soy el gusano de una distinción pura. Soy el remedio, escupe en mi cara. Todas tus mentiras y guerras son obsoletas. Todos tus temas son juegos de la mente, puedo recitar un millón de razones. Pero no importa cuando lo único que amamos, morirá.